Qué NO fue la revolución soviética

  1. La Revolución no fue un golpe de Estado ejecutado por una minoría.

    1. La sustitución de la Asamblea Constituyente por parte del Poder Soviético no fue un golpe de Estado ni siquiera un quebrantamiento de la democracia. La Asamblea ya había sido rebasada por los acontecimientos y por la lucha de clases y ya no expresaba los anhelos mayoritarios de la población, que se centraban fundamentalmente en la salida inmediata de la guerra.
    2. No se trataba de sustituir la democracia formal por una dictadura, sino de instaurar una democracia obrera sustentada por organismos realmente de base y populares: los soviets.   
    3. El triunfo casi incruento de la Revolución de Octubre señala a la vez el agotamiento de lo hasta entonces existente y el apoyo mayoritario del programa de Paz, Pan y Tierra que defendían los bolcheviques. Un grupo de visionarios, aislado de la realidad social y sin apoyo en la mayoría de las clases populares nunca habría podido tomar el poder en un país tan extenso y complejo, en lo social y en lo nacional, como Rusia.
  2. La Revolución no se hizo en contra de la mayoría social, en este caso el campesinado.

    1. Las revoluciones las hacen las masas y nunca son obra de un grupo de iluminados.
    2. La alianza entre obreros y campesinos fue la que consiguió que la revolución fuera apoyada por la mayoría de la población de Rusia.
    3. Los soviets estuvieron compuestos por obreros, soldados y campesinos, o lo que es lo mismo, por la gran mayoría de la población.
  3. No existen las revoluciones puras ni las clases sociales son compartimentos estancos.

    1. La Revolución Rusa, como todas las acontecidas hasta la fecha no se ajusta a un modelo o patrón único.
    2. En todas las revoluciones actúan diversas clases sociales que luchan por sus propios intereses. En la revolución francesa, por ejemplo, participaron de modo muy activo las capas populares, pese a esto, fue la burguesía la más beneficiada de ese proceso.
    3. No podemos afirmar que la Revolución de Octubre fuese una revolución únicamente proletaria, sin la alianza con los campesinos hubiese sido imposible.
  4. Las acusaciones a Lenin de actuar en connivencia con Alemania.

    1. El viaje en tren a través de Alemania. El “acuerdo” de Lenin con los alemanes para viajar a Rusia tuvo naturaleza meramente táctica y no le comprometía a nada: “Cuando la revolución está en peligro no podemos caer en tontos prejuicios burgueses. Si los capitalistas alemanes son tan cándidos como para llevarnos a Rusia allá ellos. Por mi parte, acepto el ofrecimiento. ¡Iré!”
    2. Lenin estudió la correlación de fuerzas entre los contendientes en la guerra imperialista y supo sacar ventaja del interés de los alemanes en debilitar a Rusia. Un movimiento que se demostró acertado.
    3. El prestigio  de Lenin quedó intacto entre proletarios y bolcheviques que le apoyaron a la hora de tomar el poder.
  1. La supuesta traición de los bolcheviques a la causa de la paz una vez en el gobierno.

    1. La posición de los bolcheviques antes de llegar al gobierno fue muy clara y la influencia de Lenin hizo que la cuestión de la paz se llevase hasta sus últimas consecuencias.
    2. Ni el Gobierno Provisional de Lvov ni el de Kerensky querían la paz y ese fue un factor de gran importancia para su rápida pérdida de apoyo popular.
    3. La diferencia entre guerra chovinista y guerra revolucionaria estaba muy clara para Lenin y los bolcheviques.
  2. La Revolución liquidó la posibilidad de que el proceso se extendiese a otros países con más posibilidades para la construcción del socialismo.

    1. La Revolución Soviética no sólo no vacunó de socialismo a la sociedad sino que  sirvió como ejemplo para otros procesos revolucionarios.
    2. La afirmación de que existían otros países con más posibilidades fue refutada por teóricos de tan gran valía como Gramsci o Lukacs cuando analizaron porque no triunfó la revolución en países más desarrollados.
    3. Con independencia de la valoración de cada una de las fases de la historia de la Unión Soviética, el simple hecho de su existencia ya supuso un contramodelo que animaba el desarrollo de los proyectos revolucionarios en otros lugares.
  3. La Revolución fue violenta.

    1. La Revolución Sovíética provocó un número de muertes mínimo, incluso mucho menor que otros procesos revolucionarios. El asalto al Palacio de Invierno fue casi incruento y el cañonazo del Aurora fue solo una señal.
    2. La revolución fue la que acabó con la participación de Rusia en la Primera Guerra Mundial, así que supuso un paso importante hacia la paz, no solo en Rusia sino en el conjunto de Europa.
    3. No podemos obviar que la Guerra Civil que siguió a la revolución fue extremadamente violenta, pero esta guerra fue desencadenada por las potencias imperialistas que querían  acabar con el proceso revolucionario.
  4. Los bolcheviques eran intelectuales burgueses separados de las masas

    1. El carácter burgués de un importante número de los dirigentes bolcheviques se explica por el extremado atraso de la sociedad rusa. Resultaba casi imposible que obreros o campesinos pobres accediesen a un grado alto de instrucción.
    2. A pesar de esa extracción social de muchos dirigentes, el partido bolchevique se nutrió muy pronto de militantes y cuadros procedentes de la incipiente clase obrera.
    3. El rápido ascenso del partido bolchevique, fundamentado en la comprensión de las necesidades y los anhelos populares, demuestra el alto grado de ligazón con las masas.
  5. La violencia parte de la Revolución Francesa  ha marcado todos los procesos revolucionarios hasta nuestros días.

    1. Este es un argumento muy utilizado por la propaganda burguesa  que pretende fabricar un relato según el cual el uso de la violencia política a gran escala comienza con Robespierre y se extiende hasta nuestros días.
    2. La inevitabilidad de la violencia extrema en los procesos de lucha popular por el poder es un mito que no tiene demostración posible. El acceso al poder de los bolcheviques es una clara muestra de la posibilidad de una revolución con la mínima pérdida de  vidas humanas.
    3. Cuando se afirma la existencia de este germen violento en el seno de los procesos revolucionarios no se tienen en cuenta la violencia de la reacción contrarevolucionaria y la necesidad de las revoluciones de defenderse.
  6. La Revolución Soviética  llevaba en su seno ese germen de  violencia, de  represión y de totalitarismo.

    1. Este tipo de afirmaciones fatalistas son propias de la propaganda anticomunista y no tienen en cuenta que cada proceso revolucionario es distinto y que las revoluciones las hacen grupos sociales con capacidad de elección.
    2. La necesidad de medidas represivas en los procesos revolucionarios viene más dada por la violencia de los ataques que sufren que por una supuesta maldad intrínseca.
    3. El término “totalitario” es producto de la ideología dominante y ha sido utilizado de modo indiscriminado y como instrumento para equiparar fascismo y comunismo.
  7. El gobierno soviético traicionó la Revolución

    1. Si hablamos del momento inmediatamente posterior a la revolución no podemos encontrar siquiera un atisbo de pretendida traición.
    2. La búsqueda de un momento en el que la revolución se desvía o se produce una traición definitiva, un supuesto Termidor haciendo referencia a la Revolución Francesa, ha provocado grandes ríos de tinta y multitud de debates, pero este no es el marco para solventar un debate sobre el conjunto de la época soviética.
    3. No se puede obviar que existieron diversos levantamientos, oposiciones y revueltas en contra del poder soviético. Varios de ellos consecuencia del comunismo de guerra como el levantamiento de los marinos de Kronstadt
    4. La existencia de estos movimientos de oposición no demuestra que se produjese una traición a la revolución, sino que las dificultades de la construcción posteriores se expresaron de un modo a veces violento.
  8. El objetivo de Lenin y los bolcheviques era instaurar una dictadura del partido.

    1. Esta es una afirmación absolutamente falsa. El comunismo no pretende instaurar la dictadura de un determinado partido sino que lo que pretende es construir una auténtica democracia.
    2. No se puede entender el proceso por el que el poder del partido va aumentando al tiempo en el que el de los soviets queda más menguado sin conocer el ataque de las potencias imperialistas que hizo tomar urgentes medidas de autodefensa.
  9. Se reprimió al conjunto de la población, incluidos artistas e intelectuales.

    1. En primer lugar, cuando utilizamos el término represión, resulta imprescindible situarlo en el marco temporal. La historia de la Unión Soviética es larga y dividida en multitud de períodos con políticas distintas.
    2. En el tiempo inmediato al triunfo de la revolución la represión fue mínima y solo se acentuó cuando la contrarevolución comenzó a atacar las conquistas revolucionarias.
    3. La revolución supuso un importante florecer de las artes y del pensamiento crítico.
  10. El proceso revolucionario ruso es una antigualla inservible y debe ser arrojado al basurero de la historia.

    1. Esta es la afirmación más común y más vulgar con la que nos vamos a encontrar.

  

    1. La desaparición de la Unión Soviética y de la mayoría del campo socialista no sólo no impugna la validez del comunismo, sino que pone en evidencia la pérdida de derechos de la clase trabajadora en occidente. Incluso si se admitiese el fracaso de la Unión Soviética eso querría decir nada más que falló en un determinado momento un modelo de construcción del socialismo.
    2. Por el contrario, el proceso que llevó al triunfo de la Revolución de Octubre está lleno de experiencias que nos pueden ayudar a llevar a cabo las tareas necesarias para reconstruir un proyecto revolucionario a la altura de las circunstancias.

One thought on “Qué NO fue la revolución soviética

  1. En una sociedad dividida en clases, lo que es democracia para unas es dictadura para otras.
    Para el sr.latifundista la expropiación de sus tierras es un robo, para los campesinos a los que se reparte la tierra es la verdadera justicia y democracia, Que la tierra sea para el que la trabaja.
    No se impuso dictadura de un partido como la propaganda fascista neofranquista nos predica, sino una dictadura de la clase trabajadora (obreros y campesinos) sobre las clases burguesas.
    Dictadura del proletariado. Ahora lo que hace falta es que todos esos pelaos que se creen que son ‘clase media’ y no ‘obreros’ se den cuenta de que el que depende de un patrón que lo contrate y lo explote para subsitir no es otra cosa que un obrero, aunque sea un ignorante de su propia situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *