Orígenes del POSDR (bolcheviques y mencheviques)

El 25 de Octubre de 1917 (7 de noviembre por nuestro calendario) la clase obrera, en alianza con el campesinado tomaba el poder en Rusia. Por primera vez en la Historia una clase explotada tomaba el Poder. Fueron muchos los actores sociales y políticos que intervinieron en el desarrollo de la revolución de 1917, desde los soviets de diputados obreros y campesinos hasta los social-revolucionarios del PSR (eseristas) pasando por los anarquistas, los mencheviques, los trudoviques o el Bund.

Pero para su triunfo fue determinante uno de ellos: El partido Bolchevique. Es por esto que a la revolución obrera de 1917 se la conoce también como revolución bolchevique.

El término bolchevique, “mayoría” en ruso, se debe a la división que se produjo en el Segundo Congreso del Partido Obrero Socialdemócrata Ruso, celebrado entre Bruselas y Londres en 1903.

La tarea del Congreso consistía en aprobar un programa y una forma de organización única para los marxistas revolucionarios rusos, es decir crear el propio Partido, que en aquel momento no era en realidad más que una suma de 26 organizaciones distintas.

Asistieron a él 43 delegados con 51 votos, representando a 26 organizaciones. Cada organización tenía derecho a enviar al Congreso 2 delegados, pero 9 sólo enviaron uno. Así se explica que los 43 delegados representarán 51 votos.

De los 51 votos:

  • 32 eran “iskristas”, o partidarios de línea del periódico Iskra (La Chispa)
  • 6 pertenecían a la organización de obreros judíos del Bund.
  • 3 votos eran de seguidores del periódico economista Rabocheie Dielo (La causa obrera)
  • 3 de seguidores la publicación Yuzhny Rabochii (El obrero del sur) .
  • Los otros 7 no estaba alineados con ninguna corriente al priori.

Durante el II congreso del POSDR los iskristas se dividieron en dos facciones, una alineada con Lenin y otra alineada con Yuli Mártov.

La división giraba en torno a una serie de cuestiones fundamentales, tales como la forma de organización del partido, el carácter del imperialismo o el papel del Estado como instrumento de clase y la necesidad de la dictadura del proletariado.

Los delegados del Bund y los seguidores de la línea economista de Rabocheiei Dielo votaron a favor de las propuestas organizativas de Mártov, por lo que se aprobaron por mayoría.

Sin embargo no se aprobó la propuesta del Bund para que se les reconociera como únicos representantes de los obreros judíos, ni las propuestas para reconocer a una organización afín a Rabocheie Dielo como única representante de obreros rusos en el extranjero y los delegados del Bund y los economistas se retiraron del congreso. Por lo que  en la fase final del congreso la correlación de fuerzas fue favorable para Lenin.

Sin el apoyo de los nacionalistas del Bund y los economistas de Rabocheie Dielo, los favorables a Mártov quedaron en minoría en el Comité Central. Así los favorables a Lenin pasaron a ser conocidos como bolcheviques, literalmente “miembros de la mayoría”, y los favorables a Mártov como mencheviques, literalmente “miembros de la minoría.”

En relación con los Estatutos del partido  resultó vencedora la propuesta de Mártov ampliando las condiciones para poder ser militante del partido, delimitando las funciones del comité central y ampliando la descentralización y promoviendo la inclusión de otros partidos.

Sin embargo los bolcheviques tenían  la dirección del Partido y un programa para la revolución. El programa aprobado constaba de dos partes: un programa mínimo que incluía la revolución democrática, el derrocamiento de la autocracia zarista, la implantación de una república, la confiscación de los latifundios y de las tierras usurpadas por los terratenientes, el reconocimiento del derecho de autodeterminación de las naciones y la instauración de la jornada de máxima de trabajo de 8 horas; y un programa máximo, que incluía la instauración del socialismo, reconociendo la dictadura del proletariado.

El triunfo de los bolcheviques en el programa y en la dirección del Partido llevó a que los mencheviques crearan su propia organización, paralela a la conformada en el Congreso. Plejánov trató de conciliar los bandos e invitó a la redacción de Iskra a los mencheviques, lo que provocó la renuncia de Lenin y la conversión de ese periódico en órgano del menchevismo, mientras el bolchevismo se expresaba desde el Comité Central.

Referencias de este período:

¿Qué hacer?

Un paso adelante, dos pasos atrás.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *