Los 100 primeros días

El gobierno soviético se planteará en primer término la necesidad imperiosa de acabar con su participación en la guerra imperialista casi a cualquier precio. Esa era una de las principales demandas populares que recogía su programa y fue la que más ayudo en el tránsito de una revolución con un programa burgués hacia una revolución de carácter socialista.

– El período posterior al triunfo del 7 de noviembre de 1.917 trae más incertidumbres que certezas a los dirigentes revolucionarios. Pronto, ante la derrota en otros lugares, se planteará algo que parecía impensable hacia unos meses: la necesidad de la construcción del socialismo en un solo país.

– Los primeros días supusieron la adopción de medidas trascendentes que se adoptaron de forma vertiginosa entre noviembre, diciembre y enero: además del Decreto sobre la Paz, que eliminó las anexiones, las negociaciones secretas y decretó una tregua., muchas fueron las medidas inmediatas:

El Decreto de la tierra, que eliminó la propiedad privada de la tierra y ordenó que las fincas de los terratenientes, de la Corona y de la Iglesia, con todos sus ganados y aperos, sus edificios y todas las dependencias, pasaran a depender de los comités agrarios comarcales y de los Soviets de diputados campesinos pobres, creó un fondo nacional de tierra para poner a disposición de los campesinos y prohibió la contratación, quien trabaja la tierra es dueño de la tierra.

Decreto de formación de Gobierno por el que el Consejo de Comisarios del Pueblo lo presidiría Lenin. Lunacharsky asumiría educación, Trotsky exteriores, Stalin asuntos nacionales, Kolontai bienestar social etc.
Decreto sobre la prensa que arrebató a los capitalistas su principal medio de propaganda y confusión.
Decreto sobre la jornada de trabajo de 8 horas.

Decreto sobre el control obrero control obrero sobre la producción, conservación y compra de productos y materias primas en todas las empresas con cinco trabajadores o más.

Decreto sobre la revocación de los diputados que permitía la posibilidad de convocar nuevas elecciones a soviets cuando un determinado número de electores lo considerase. Decreto de nacionalización de la banca.

– El inmediato asedio del conjunto de las potencias capitalistas internacionales creará la necesidad de establecer medios de defensa tanto interna como externa. Y la ausencia de cuadros, tanto militares como funcionarios o especialistas económicos o técnicos, planteará la cuestión de la integración de los especialistas burgueses.

– En el ámbito económico, pronto se descubrirá que el carácter atrasado de la economía rusa, y la enorme sangría humana y económica que había producido la Gran Guerra hacía muy difícil poner en marcha la economía y que el primer problema que se planteaba era conseguir alimentar a toda la población. Y todo esto en el marco de una brutal agresión, diplomática, económica y militar por parte de las potencias capitalistas.

– La implantación del llamado Comunismo de Guerra en primer término, y su posterior sustitución por la NEP (Nueva Política Económica) son buena muestra de la ductilidad de la política económica llevada a cabo por los bolcheviques. Las consecuencias de la NEP, con surgimiento o afianzamiento de nuevas capas sociales: los nepmen o los kulak, producirán un intenso debate en el partido bolchevique.

– Otra cuestión capital, que marcará los debates y cuya resolución marcará el futuro de modo nítido, será la del mantenimiento o no de las alianzas de clase. La cuestión de la alianza obrero-campesina, bien entendida por Lenin, suscitará importantes controversias.

– La cuestión sindical también suscitará gran controversia incluso dentro del partido, al plantearse una situación que era nueva, ya que los sindicatos hasta ahora habían sido organismos que defendían los derechos de los trabajadores en el ámbito de las relaciones capitalistas y no quedaba muy claro, en primer lugar, si era necesario que siguiesen existiendo en una sociedad en transición al socialismo, y en segundo, de seguir existiendo, cuál sería su relación tanto con el gobierno como con el partido.

– Muchas más cuestiones vendrán puestas al orden del día: la relación gobierno soviético-partido, como abordar la cuestión de las nacionalidades, la necesidad de construir un aparato jurídico propio de un sistema de construcción del socialismo o la cuestión de la lucha de clases en este proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *